DIARREA EN CACHORROS RECIÉN NACIDOS

¿Qué es la diarrea en cachorros y cuáles son sus principales causas?

La diarrea en los cachorros es un problema digestivo, durante el tiempo que se presenta, el cachorro defeca constantemente y sus heces son muy liquidas.

En esta etapa, especialmente sensible, debemos estar muy atentos a cualquier señal, puesto que los cachorros son especialmente vulnerables porque todavía están desarrollando su sistema inmunitario.

Además, tienen más facilidad para deshidratarse.

Mientras más liquida sea la diarrea, como dueño debes de estar más alerta para que tus cachorros no pierdan sus vidas, puesto que esto puede suceder, en el menor tiempo que te puedas imaginar (días, horas, e incluso, minutos)

Te diremos las principales causas que provocan la diarrea.

Diarrea en cachorros
Diarrea en cachorros

 

 

Principales causas que provocan la diarrea en cachorros

 

Cuando los cachorros se pegan a la vulva de la perra:

Esto es muy común aunque no lo parezca, cuando esto sucede debemos de estar pendientes cuando los cachorros se alimentan.

Debemos evitar que se queden pegados a la vulva ingiriendo los desechos tras el parto, los cuales se harán presentes hasta por un mes o más.

 

Pezones y tetas de la madre con bacterias (sucios en exceso):

Es normal que las tetas o los pezones de las perras se ensucien con frecuencia, ya sea porque tienen contacto con superficies sucias o por el medioambiente que las rodea.

Para evitar que los cachorros enfermen, cada vez que los alimentes, debemos limpiar las tetas o los pezones para retirar toda la suciedad que puedan tener (se puede realizar esta limpieza con toallitas húmedas).

 

Que los cachorros coman excremento:

Cuando los cachorros enferman de diarrea, es posible que hayan despertado antes de tiempo, buscando enseguida lo más parecido a los pezones maternos (sus pequeños rabos), para poder amamantarse de ellos.

Al hacerlo, no importa que salga excremento por la estimulación que dicha acción les provoca, similar a cuando se limpian para que hagan del baño (defequen).

El excremento es muy llamativo para los cachorros y los atrae por su olor que relacionan con la leche materna, después de que lo huelen suelen ingerirlo (lo comen), lo que provoca que enfermen constantemente y por consiguiente, mientras no se le dé una solución para que dejen de hacerlo no se podrán recuperar.

Muchas veces basta que un cachorro de la camada enferme y defeque, afectando a todos los miembros de la camada, ensuciando sus pequeños cuerpecitos, para que después de donde coman sus pequeños hermanos ingieran bacterias quedando seriamente afectados de sus aparatos digestivos.

Lo mejor que puedes hacer cuando se presenta esta situación, es separar al cachorro enfermo de los que están sanos, además de medicarlo y limpiarlo constantemente, hacer aseo del lugar donde habitan los otros cachorros para que este se conserve limpio al igual que los demás miembros de la camada.

 

Diarrea en cachorros por leche tóxica:

Esta es una de las causas más frecuentes y también una de las principales. En ocasiones, los cachorros enferman porque rechazan la leche materna o porque esta es demasiado rica en bacterias, esto sucede porque son alérgicos a sus componentes.

No hay manera de que cachorros con este tipo de problemas puedan aceptar la leche materna, la solución es buscar un sustituto de leche que sea adecuado a su sistema digestivo y que cumpla con todos nutrientes que le puede proporcionar la leche maternizada.

 

La proteína y grasa animal, también provoca diarrea en cachorros:

La leche maternizada contiene estos dos nutrientes en grandes cantidades, esto no es malo, sin embargo, existen cachorros que no los toleran o son alérgicos a dichos nutrientes.

Lo ideal en esta situación sería alimentar a los cachorros con un sustituto alimenticio alternativo acorde, que no contenga estos dos elementos en grandes cantidades.

 

Intolerancia a la lactosa:

A diferencia del rechazo o leche tóxica, existen casos donde los cachorros son intolerantes a la lactosa, lo que quiere decir que sólo son intolerantes a un ingrediente de la leche y no a todos sus nutrientes en conjunto.

En estos casos, lo ideal y más recomendable es darle a los cachorros un sustituto de leche maternizada deslactosado, pero no cualquier sustituto, uno en específico que sea para cachorros caninos de menos de un mes de vida o de acorde a la edad que tengan los cachorros que contraiga diarrea.

 

Exceso de leche materna o de sustituto de leche:

La mayoría de veces, los dueños de las camadas son primerizos, nunca han tenido a su cuidado cachorros recién nacidos o de días de nacidos, por lo cual no saben la manera adecuada para alimentarlos.

Al no saber cómo alimentar a los cachorros, tienen la creencia errónea de que entre más alimento se les suministre a los pequeños, será mejor para ellos, pero no es así, si sobrealimentas a tus cachorros, seguro enfermarán, en este caso de diarrea.

La solución es darles las porciones ideales de alimento de acuerdo a su edad y a su necesidad.

En Calibulls contamos con una tabla de alimentación única, donde sabrás cuanta cantidad de alimento, que tipo de alimento y en qué momento alimentar a tus cachorros de la manera más adecuada.

 

Cambio repentino de la leche materna o del sustituto de leche entre una marca y otra:

Otra de las principales causas más comunes para que los cachorros tengan diarrea, pero de la que menos se percatan los dueños, es el cambio drástico de una marca de leche a otra o de un sustituto maternizado a otro.

El sistema digestivo de los cachorros se acostumbra a un tipo de alimento si se lo das durante un tiempo.

Entonces si tú haces un cambio drástico del tipo de alimento que va a consumir, esto ocasiona que su sistema digestivo no lo tolere como normalmente lo haría con el alimento que está acostumbrado a ingerir, provocando fuertes diarreas.

La solución en estos casos es hacer el cambio de alimento paulatinamente, intercalando uno y otro para no crear problemas digestivos a la hora de cambiarlo.

Por ejemplo, si vas a hacer el cambio drástico de la leche materna a un sustituto de leche en polvo maternizado para perros, tendrás que agregarle el doble de agua de lo que se indica en el empaque del producto.

Si en las indicaciones te dicen que son 30 ml de agua x una cucharada de leche en polvo, tú tendrás que agregar 60 ml de agua, para que la fórmula no quede concentrada, sino que ahora quedará algo rebajada y a su vez, no les hará daño a los cachorros al no ser suministrada concentrada.

 

Una mala preparación del sustituto de leche:

En la causa anterior te explicamos sobre el cambio gradual que tienes que hacer de un tipo de alimento a otro y te pusimos un ejemplo de cómo preparar la leche para acostumbrar a los cachorros al nuevo alimento.

¿Qué pasa si los cachorros no necesitan este cambio gradual de alimento pero tú preparas mal el sustituto de leche con que los estás alimentando?

Si tú preparas el alimento de forma errónea y no lo haces como lo indica el producto, esto también puede ocasionarles diarrea a tus cachorros.

La solución es preparar el sustituto del alimento como las indicaciones lo marcan.

En caso de que tus cachorros tengan diarrea puedes agregar más agua de la indicada, por el contrario, si los cachorros se estriñen, puedes agregar más polvo del indicado.

Cualquiera de estos dos modos de empleo será a criterio de la persona que está a cargo de la camada esperando se haya preparado con el conocimiento necesario y las bases para la crianza mucho antes de la llegada a casa de la camada de recién nacidos.