ENFERMEDADES HEREDITARIAS DEL BULLDOG INGLES

Enfermedades Hereditarias del Bulldog Inglés

Existen diferentes enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés.

En este artículo hablaremos de tres de ellas que no sólo afectan la calidad de vida de los ejemplares que las padecen, sino que pueden representar un riesgo de muerte para ellos.

Estas son:

  • Displasia de Cadera.
  • Anomalías Cardíacas.
  • Estenosis.
  • Elongación de Paladar Blando.

Displasia de Cadera

Esta es quizá la más grave y frecuente de las enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés.

Se trata de un problema genético que afecta desde siempre a la raza.

Existen definidos 5 niveles de clasificación de la enfermedad.

El primero de ellos, denominado “A” y definido como “Libre de Displasia”, indica, obviamente, la ausencia de la enfermedad en un ejemplar.

Los siguientes tres niveles, denominados “B”, “C” y “D”, indican diferentes grados de presencia del mal. Sin embargo, se trata de niveles “tolerables” de displasia que van de displasia leve a displasia moderada.

Finalmente, cuando se presenta el siguiente nivel, denominado “E”, estamos en presencia de un grado grave de la enfermedad.

Displasia de Cadera, una de las enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés.
La más grave y frecuente de las enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés es la displasia de cadera. Sin embargo, una buena crianza puede contribuir grandemente a minimizar su desarrollo.

Para calificar con cualquiera de estos grados de displasia a un ejemplar, se recomienda que haya pasado de los 15 meses de edad.

El caso de México

En México, el estudio radiológico que se hace, tiene que pasar por el consejo de Médicos Veterinarios de la Federación Canófila Mexicana para ser evaluado.

Asimismo, cabe mencionar que, además de la FCM, existen muy pocos lugares autorizados para realizar este tipo de estudios.

Anomalías Cardíacas

También las anomalías cardíacas pueden representar un peligro considerable para el Bulldog Inglés.

Entre otras de estas anomalías, pueden destacarse los corazones demasiado grandes. Otra anomalía importante es la atrofia y reducción de los ventrículos.

Los problemas cardíacos ocasionan que el ejemplar sea menos activo.
Las anomalías cardiacas ocasionan que el ejemplar que padece alguna sea mucho menos activo y se canse pronto con el ejercicio debido a la desoxigenación.

Los perros que padecen alguna de estas anomalías son perros mucho menos activos.

Debido a la desoxigenación que implica este tipo de enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés, los ejemplares que las sufren tienen serias dificultades para realizar ejercicio.

Las anomalías cardíacas son con frecuencia la causa de muertes prematuras. En casos muy graves podrían incluso provocar que se malogre una camada completa.

Estenosis

La estenosis, en especial la estenosis múltiple, es otra de las enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés que puede causar la muerte del ejemplar que la padece.

Estenosis en un Bulldog Inglés.
La estenosis es otra de las enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés que tienen una muy alta probabilidad de ocasionar la muerte del ejemplar que la sufre.

Se caracteriza porque las narinas del perrito aparecen como si etuvieran siendo apretadas con los dedos.

Si el animal tiene paladar blando, la estenosis puede provocar la elongación del paladar. Entonces podría ocurrir una obstrucción de la tráquea y la muerte del ejemplar por asfixia.

Cuando esto sucede, el perro tendrá serias dificultades para respirar con el hocico cerrado y roncará notoriamente al jadear aún estando despierto.

En los casos más avanzados, la lengua del ejemplar pasará del color rosado que tiene normalmente a morado, casi negro. Esto es indicativo de que el ejemplar está al borde del fallecimiento.

Cómo proceder cuando se presenta alguna de las enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés

El diagnóstico y tratamiento de las enfermedades hereditarias del Bulldog Inglés descritas está mucho más allá del alcance de este artículo.

Estas cuestiones son competencia de un médico veterinario.

Por tanto, la recomendación es que, en cuanto se tenga la sospecha de la presencia de alguno de estos males, debe consultarse inmediatamente con un profesional de confianza.

Sin embargo, como ya se ha mencionado, una buena crianza desde el momento del nacimiento de los cachorros, puede contribuir en gran medida a minimizar la gravedad de las enfermedades descritas.

Volver al comienzo

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...