Nuestro Mejor Ejemplar en Show (pistas)

Posted on

The Calibulls Warrior

Es un ejemplar con un Pedigree 50% Europeo linea Rembombory que desde temprana edad empezo a figurar en los shows ganando en su primera exposición 3 bestin shows siendo el mejor Cachorro A (3-6 meses) del circuito internacional Expo can 2013.

2013-warrior-wtc Warrior $18,000 MXN[/caption]

 Siendo el mejor cachorro B (6-9 meses) del año grupo dos 4º en 2013 ante la FCM.

warrior-2

 Su siguiente logro en su corta trayectoria dentro de los shows avalados por la FCM y ante el CBCM “Perro Joven del Año” 2014.
Este tipo de premiaciones como bien antes se a mencionado solo se reparten una vez al año y es un premio por perro en 5 diferentes categorías.

Mejor perro joven de año (2)

Despues de una larga campaña de perro joven (9-18 meses) nos dimos a la tarea de seguir compitiendo logrando en muy poco tiempo el titulo de campeon mexicano adulto de 15 meses en adelante, para lograr este titulo se requirieron de 8 puntos (CACM), sus respectivas pruebas de salud y placas de cadera, pruebas de ADN y coxofemorales para descartar una displacia severa ante la FCM dando como resultado caderas (A) esta calificacion tiene un significado “libre de displacia”.

warrior-4


Aqui ganando Best-in Show “BIS” en un evento especializado de la raza Bulldog Ingles en Moterrey a sus 2 años de edad.

Iniciando su carrera como reproductor y dandole diversas satisfacciones al Criadero Calibulls, triunfando en exposiciones especializadas como “Mejor Semental de Exposicion” (mejor macho reproductor).

En el Criadero Calibulls garantizamos a nuestros Sementales de fertilidad, con al menos un ejemplar vivo dentro de la camada, producto del servicio brindado,

Este gran, magnifico, excelente. ejemplar  en su haber como reproductor cuenta con varios hijos campeones “Perros del año” siguiendo los pasos de su padre. Mas info. url

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Los Inicios de CaliBulls

Posted on

Les platicare la parte complementaria de cómo es que me inicie en los chatos:

Mi primera perrita, que más bien fue uno de los mejores regalos que le he dado a la mujer que más amo en todo el mundo.

Cuando tenía muy poco de conocerla ya hace más de 20 años, esa preciosa perrita, a quien le apodábamos “Puerca” la quisimos como a ninguna otra mascota hemos querido.

Cuidaba y protegía a toda la familia, a cada uno de los miembros los conocía muy bien y acataba las órdenes de cualquiera. En aquel entonces cuando la adquirí, nunca antes había visto ni conocía un Bulldog en vivo, los más chatos que llegue a ver eran los boxers, pero cuando vimos a nuestra Puerquita por primera vez siendo más chata que un bóxer, nos cautivó.

Como ya muchos saben y por los que no, pregunté a quién era apenas mi novia; ¿Te gusta?, ella respondió con un: Si, fue cuando decidí sin siquiera pensarlo, en comprarla. La dueña era una de mis tías, quien era hermana de mi padre. Médico de profesionales, aunque, no Criadora de Bulldogs, había comprado a la Puerca unos días antes, pero como accedí a lo me pidió por ella sin ponerle ninguna excusa, es el por qué decidió vendérmela.

En aquel entonces nunca había visto un bulldog por las calles, solo los que muchos conocíamos por medio de la televisión, ¡como en ese entonces el perro llamado “Spay” …Quien no lo conoce!, era una de las muchas figuras de la Warner Bross, un perro muy chato con su extremidad delantera que volteaban hacia afuera, no era un bulldog como los que ahora conocemos, pero seguro que cautivaba a cualquiera.

Ese fue el único bulldog que yo conocía, no sabía nada de nada. Sobre la marcha y ya pasado su primer año de edad, comenzamos con la búsqueda del novio, mi hermano conocía a unos amigos de una colonia aledaña a la nuestra, ellos tenían bulldogs de excelente linaje, platique con ellos, vieron a mi perra, me dijeron que la verdad no era un bulldog puro, me mostraron la pareja que ellos tenían, la habían comprado a Eduardo Hernández, para no hacer el cuento largo, decidieron que si cruzarían a mi Puerca, aunque ellos no habían tenido cachorros de sus ejemplares, que por cierto de excelente calidad, sabían mucho, en aquellos tiempos ni los veterinarios sabían inseminar un perro, bueno, la mayoría, mejor este amigo apodado “León”, que en aquel entonces había sufrido un accidente de motocicleta, teniendo media paralizada la mitad de su cuerpo me dijo: vamos a comprar el material, yo te dirijo y tú lo harás, lo hicimos, previo a ello también me había recomendado un lugar donde hacer las citología, por ahí de los 8 días de sangrado le realizamos la primera y el médico indicó que ya se podía inseminar que fue lo que hicimos posteriormente, cruzándola solo una vez, la Puerquita quedó gestante pero… venía todo un mundo de nuevas experiencias, para la mujer que ahora es mi esposa y para mí.

Pasaron los días, nuestra perrita comenzó a presentar rasgos de embarazo, ella enfermo entre la 3ra y la 4ta semana de gestación, acudí a un MVZ (Médico Veterinario y Zootecnio) y nos diagnosticó tos perrera, le receto medicamento, sin, tomar en cuenta la gestación. Obvio lo que buscábamos como dueños es que nuestra perra primero que nada saliera adelante.

Cuando la camada nació, ¡oh sorpresa!, varias anomalías (malformaciones) estaban presentes en la camada, todo por el medicamento usado, que, después investigando, nunca debió de aplicarse a una hembra gestante, eso fue la primera sorpresa. Ahora,  viene la 2da. Con lo acontecido, recurrimos a lo que muchos novatos hacían tiempo atrás, cuando no estaba la información tan a la mano de nosotros, como lo está hoy en día, gracias al internet, a unos charlatanes que operaron a nuestra hembrita, vimos las malformaciones, cuando nos entregan a los bebes, estaban totalmente anestesiados, todo era nuevo para nosotros, y de la madre ni se diga, al igual anestesiada, de sus hijos, nos dieron las indicaciones para que no se nos fueran a morir y la seguimos al pie del cañón, estábamos en una horrible incertidumbre, no sabíamos si viviría la Puerca o sus bebes.

Afortunadamente si salió adelante nuestra perrita, no teníamos ni idea de cómo sacar adelante a los cachorros más que las indicaciones del MVZ, que, a pesar de todo, me fueron de gran ayuda, la madre no tenía leche, ni había quien vendiera formula en aquel entonces. El médico nos pasó una receta casera y con ella sacamos adelante a la camada. En aquel entonces, calentábamos a los cachorros por medio de botellas de agua, eso también lo sugirió el médico, que también tuvimos una tragedia por ello.

Ya lo saben, aprender cuesta y mucho, murió un bebé que se pasó a la parte de abajo donde estaban las botellas y no pudo salir, después de esa nuestra primera perra chata y de todo los que nos ocurrió, yo siendo muy joven ya tenía una pequeña granja de cerdos, que aprendí el oficio por mis familiares, teníamos más de 50 cerdos en aquellos días, más aparte trabajaba en una gasolinera como despachador, de allí se deriva, el bien económico por el que puede adquirir mis cerdos y mis perros, la familia de mi padre solo me ayudaba transmitiéndome sus conocimientos y prestándome el lugar donde tenía mi granja, hasta que ya no se pudo más y tuve que vender a todos, por circunstancias familiares, pero esa, esa es otra historia

 

 

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Loading...